Search This Blog

Wednesday, June 13, 2007

Plazo Fatal (a Juan Marino, in memoriam)


Desde hace ya unos meses que he tratado de ir adquiriendo la costumbre de poner fin a los trabajos, a no rebuscarlos, a ver si de esta forma se agudiza más el ojo y me vuelvo más acertivo sin tanto rodeo. Puntualmente, y lo que diré me imagino que es similar para muchas personas en distintas actividades, mientras estamos de cabeza en la entretenidísima parte de pulir detalles, la deliciosa etapa final de "la guinda de la torta" parece que podríamos deleitarnos por siglos, limando la obra.
Bueno, he decidido obligarme a la actitud de resolver el punto final consensuando la calidad del trabajo versus un plazo razonable de dedicación. Decir basta, contigo no se puede más, a otra cosa. Obligarme a dar por terminadas las cosas.

Es cierto que en ocasiones los plazos o el grado de responsabilidad con terceros te hace terminar pegas de una patada, el cliente siempre tiene la razón, los honorarios justifican. Pero hay casos en que la urgencia la determina uno y no siempre teniendo clara conciencia de "a que se debe" que se desea terminar con tanto apuro.

Empecé una ilustración hace más de un mes, motivado por la próxima participación que tendré en un proyecto relativo al legendario Doctor Mortis, personaje del radioteatro y la historieta chilenos. Empecé evocándolo desde su rostro, desde el ceño, lugar donde se debía centrar la atención, la carga emocional, la fuerza del personaje debía estar orquestada por su mirada. Luego continué con el resto de la escena que de a poco fue manifestando a este Doctor sentado en una silla hecha de huesos en alguna habitación roñosa de paredes de adobe, iluminada por velas.
Anoche llegué a mi casa con ganas de terminar porfin esta ilustración, subirla a internet y hacerla pública dentro de quienes visitaran mi galeria, de alguna forma no quise que pasara otro día sin dar por acabada esta lámina.

Pasadas las doce el plazo fatal estaba sentenciado para el papel -no lo tocaría más-.

Hoy martes, me enteré del sensible fallecimiento de Juan Marino, ocurrido a las 7 de la mañana aproximadamente, en argentina. No dejo de preguntarme cuales habrían sido las razones ciertas para apurarme a finalizar ayer la imagen del Doctor Mortis, su personaje, simplemente quería, con mucha claridad. ¿Porque precisamente ayer..?. Resulta curioso el hecho, y en cierta medida reconfortante la idea de que de alguna manera don Juan, donde me este leyendo, haya bienentendido que lo de "plazo fatal" no es una burla, sino una frase cómplice, pero en su lengua, la del terror, para hablar de todos los finales inevitables... humildemente espero que algo del entusiasmo que tuve ayer por dar vida a asu personaje haya alcanzado a alegrarlo. Buen descanso, maestro.

1 comment:

Flint said...

Huicha,
No sabes lo cierto que tiene tus palabras. Todo loq ue rodea a MORTIS tiene una capa de mistisismo y de echos inexplicables, tu mismo lo comprobaste poco tiempo atras cuando te enbarcate en el proeycto.
Don Juan y Mortis tienen una relacion simbiotica, cda uno hacia mas misteriosos y extraño al otro. Juan Marino nos trajo a la vida a MORTIS y lo mantuvo asi por muchos ñaos, ahora con su partida su creacion sera la encargada de mantenerlo vivo a el.
Juan marino se fue, Mortis REGRESA!!!