Search This Blog

Thursday, January 28, 2010

IRENKOMENTARIO DE LA SEMANA: LAS AVENTURAS DEL CAPITAN CHILE.

El Verano ha podrucido cierta insolación dentro de nuestra regularidad y el jueves pasado nos saltamos el comentario. Pero esta semana retomamos la senda comentando uno de los más recientes compilados de un superhéroe porteño. A cargo de las letras el inagotable MXY.

Título: Las Aventuras del Capitán Chile, Volumén I.
Autor: Cristian Díaz, "TEC"
Editorial: Bizarro cómics (con apoyo de Mythica Ediciones)
Año: 2009
Cantidad de páginas: 152
Dimensiones: 29 x 21,5 cms.
Precio: $5.500

Es difícil (casi imposible) ser aficionado del comic en Chile sin haberse encontrado al menos 300 veces con el Capitán ídem, ya sea topándose de casualidad con alguna de sus imágenes más memorables en Internet, tropezando con uno de sus fanzines mientras se ordena un closet, o cruzándose por la calle con su creador, TEC, mientras pega un afiche de su próximo evento en la pared de una gelatería. Desde al año pasado, gracias al apoyo del Fondo del Libro, estas apariciones anteriormente desperdigadas en papel, pantalla, y cemento por fin pueden encontrarse reunidas en un solo tomo de lujo.

“LAS AVENTURAS DEL CAPITÁN CHILE” (volumen 1) compila los primeros (y hasta ahora únicos) 13 números del comic autopublicado por TEC, además de generoso material adicional, cual disco Blue Ray. Un documento histórico importantísimo, no me cabe duda. Como si más de un centenar de páginas de historietas fueran poco, TEC nos regala (bueno, nos vende, pero a 5 lucas es casi un regalo) sus comentarios sobre cada historia incluida; textos que en conjunto forman un valiosísimo relato sobre el largo proceso que lo llevó desde su primer fanzín fotocopiado hasta el momento en que usted sostiene el libro en sus manos (si despabila y va a comprárselo al toque, claro está).

En este libro TEC es tan protagonista como su personaje: sus esfuerzos por sacar adelante su obra, así como su impresionante evolución artística, son parte ineludible de la saga del buen Capitán. Sus primeros números se caracterizan por un humor bastante simple, anclado en la parodia de cómics de superhéroes y ciertas críticas, por ahora superficiales, a la idiosincracia nacional. Recién en el número 3 la serie encuentra una voz propia y original, con el archi-difundido episodio titulado “CAPITÁN CHILE VS. EL MANGA”, donde TEC se dedica a desmenuzar el fenómeno de la animación japonesa y su impacto en la juventud de nuestro país (inspirado, nos cuenta el comentario acompañante, por lo que el autor observaba en su propio hijo). A partir de ese momento cada número seguirá la misma fórmula, agarrándose de un tema central para hacerlo pedazos con certeros golpes de humor negro (y puñetazos también, porque el Capitán se mantienesiempre fiel a sus raíces superheróicas). Estos episodios tocan temas tan dispares como la farándula, la burocracia de los fondos concursables, la religión, y las relaciones de pareja.

El número 3 es también el primero donde “Pancho City” deja de ser una ciudad genérica con ciertos lugares reconocibles, para convertirse derechamente en Valparaíso (que era la idea desde un principio). Basta con comparar la última página del número 2 con la primera del 3 para darse cuenta que TEC avanza a pasos agigantados. Esta evolución continúa, de forma más sutil, durante el resto del tomo, para volver a hacerse evidente en los últimos episodios incluidos (uno de ellos completado especialmente para este libro).



No es coincidencia que mientras más realista se vuelva el estilo de TEC, mejor funcionen sus chistes. El contrapunto es gran parte de lo que mueve su humor. La mitad de la gracia de imágenes como, por ejemplo, la de un superhéroe musculoso sentado en un water leyendo una revista con los pantalones abajo, está en que se encuentran dibujadas por un artista que está a la altura de cualquier revista Marvel o DC. A propósito, prueba de la envidiable flexibilidad de TEC como dibujante es el “barsúo” (en sus propias palabras) episodio donde famosos de la industria homenajean al Capitán Chile dibujando sus propias versiones… todas ellas realizadas por el propio TEC adoptando el estilo de grandes como Frank Miller, Jack Kirby, o Themo Lobos.

En la contraportada, el logo de Mythica Ediciones “promete continuidad”: el mejor augurio para el futuro del Capitán Chile que se me puede ocurrir. Si hay algo que pudiera mejorarse en futuras entregas, en mi opinión, es que el formato no es el ideal para el contenido. Las dimensiones hacen pensar en cualquier cosa menos un comic, y las gruesas páginas satinadas le dan un peso desmedido a una historia que con todas sus virtudes no deja de ser liviana. Ojalá pueda encontrarse un formato más idóneo… pero sí no, qué tanto, me anoto igual.

Maxwell Yespiletox (MXY) Ha colaborado como guionista en diversas publicaciones nacionales como "Zombies en la Moneda" e "Informe Meteoro", además mantiene activo el blog "Bizarre Web Comic" y en este momento trabaja en su nuevo personaje "El Pato JAcinto".


3 comments:

Mxy said...

Creo que me confundí con las imágenes al mandar el comentario: me faltó la última página del número 2, para comparar con la primera del 3: http://img.photobucket.com/albums/v219/Mxy/IMG5.jpg

Huicha said...

la cambiaremos!

Capitan Chile said...

se agradece la difusion a mi pega. gracias mil, como decian en las traducciones de editorial novaro.