Search This Blog

Friday, February 05, 2010

IRENKOMENTARIO DE LA SEMANA: DEJAVÚ.

Buenas a todos, ya de pleno en vacaciones y antes que los uniformes nos bombardeen hasta la muerte nos dejamos ver con un nuevo comentario de cómic chileno. En esta ocasión se reseñará el trabajo llamado DEJAVÚ, de la autora Pepi Gonzalez (ex grupo Acuarela).


Título: Dejavú.

Autor: Pepi Gonzalez.

Editorial: Cob Manga

Año: 2009

Cantidad de páginas: 88

Dimensiones: 11,5 x 18,5 cms.

Lomo cuadrado.
Precio:$ 4.000
Mayores de 18 años.


Dejavú guión y dibujos de Pepi Gonzalez, ex integrante del Grupo “Acuarela” , el cual era reconocido en nuestro medio nacional como uno de los pocos exponentes a nivel profesional de este estilo comienza con esta publicación su camino en solitario.

La publicación es de Cob Manga, sociedad conformada por Pepi y Xflint, quien también edita esta publicación además de representar la parte ejecutiva de la dupla.

Técnicamente es una bonita edición de bolsillo, muy cómoda y bien hecha. Pero la particularidad de este título es que es de la corriente “Yaoi”.

No soy muy ducha en estos temas pero por un asunto de respeto a la publicación, evidentemente uno debe informarse a fin de poder captar y percibir en su totalidad la obra.

Primero que nada, esto es un “manga”, que es la palabra para referirse al comic en general en Japón, pero para el resto del mundo “Manga” significa comic japonés, y “Dejavú” además es de una de las ramas del manga que es el “Yaoi” , que característicamente trata sobre el amor entre personajes masculinos. El género suele estar englobado dentro del Shojo o manga orientado a chicas, hay también otra rama del manga dedicada a las relaciones entre chicos, el Shōnen-ai que retrata el amor entre personajes masculinos, pero no hay sexo entre ellos, cosa que sí hace el Yaoi.

Entonces como esto es Yaoi, tiene una clasificación de edad para mayores de 18 años, cosa que no es común en nuestras publicaciones nacionales pero por el contexto se entiende.

Ahora paso a hablar de la obra en sí, me gustó mucho esta publicación, por distintos aspectos, primero lo formal, evidentemente la artista tiene un tremendo manejo del lenguaje gráfico utilizado en manga, que característicamente acuña expresiones tipo para dar a entender situaciones o sentimientos, ej. la gota que cae (vergüenza ajena, pero aquí no sale) para los asiduos al manga ya entienden el repertorio completo pero para quienes no hemos leído mucho, se entiende rápido y es intuitivo.

Este manga se lee muy rápido pues la historia tiene una entretenida mezcla de drama y comedia, está muy bien llevado el ritmo del relato dramático interrumpido inesperadamente por gags, situaciones descolocantes etc. Alivianan la historia, dándole un enfoque simpático.

La historia misma me gustó mucho, trata sobre Sebastián, un estudiante de 23 años, quien lleva una vida común y corriente, hasta que despierta una mañana en un departamento desconocido en la cama de Benjamín de 27 años, sin recordar qué pasó la noche anterior, cuando trataba de declarársele a Fernanda, niña angelical de la universidad que evidentemente lo rechaza, tras lo cuál se emborracha, a partir de ahí, luego de salir corriendo del departamento, comienza una historia de encuentros y desencuentros, como son las historias románticas, en los cuáles el protagonista pasa por muchos cuestionamientos y momentos, y su repudio a la idea de dos hombres juntos afectivamente.

El enfoque de historia es interesante, por que no trata del relato de un joven que descubre su homosexualidad y “sale del closet” como podría ser común en una publicación de esta línea, si no que plantea aquella idea de encontrar a la persona amada como esencia pero en otro envase, que no es lo que uno espera y a veces esto incluye conflictos sociales de por medio, pero si es tanto el sentimiento que se le va a hacer.

Por lo que podría ser aplicable a mi parecer a muchas situaciones de minorías, como lesbianas, parejas con mucha diferencia de edad, interraciales etc.

Me reí mucho con toda la historia, y es verdad, al final de la novela hay escenas de sexo explícito, pero como soy niña no me afectaron y seguí leyendo, entiendo que a muchos varones les parecería un poco chocante, como al protagonista, pero vale la pena leerla.

Muy bien puesto el título de la obra, tiene sentido del humor, y la verdad a uno le dan ganas de leerla muchas veces por que te ríes con las caras del protagonista, me gustó harto y pienso buscar la siguiente publicación que anuncian al final del libro, que lanzará pronto Cob Manga, “ Edén”, a ver que onda.

Si quieres informarte más sobre este grupo visita http://www.cobmanga.com/

Viviana Gormaz ha colaborado en diversas funciones dentro del colectivo Irenkomics, desde el coloreado o la ilustración, haciendo grises, rotulación o digitalización de cómics. Ha publicado sus trabajos en libros infantiles y además paralelo a la expresión gráfica mantiene un constante trabajo de obras en cerámica.


3 comments:

XFlint said...

excelente nota, muchas gracias a Irenko y a Viviana. Me alegro mucho que le gustara la obra ya que con Pepi pusimos mucho esfuerzo y cariño.

Pepi said...

Muchisimas gracias por la promoción y me alegro muchisimo que te haya gustado. Muchos saludos para ti!

Huicha said...

Gracias a ustedes por la lectura, la invitación está abierta a siempre leer acerca de lo nuevo en nuestro "cada vez más amplio" mundillo.